logoquechua

                                Lección I 

Las lenguas de los Andes Centrales

El concepto “Andes Centrales” requiere una explicación, y para darla se toman diferentes criterios de naturaleza geográfica, cultural-histórica, arqueología y lingüística y , por consiguiente, las concepciones en la investigación al respecto no son muy congruentes siempre.

Desde el punto de vista puramente geográfico, se designaría como “Andes Centrales” a las tierras altas y la costa de Perú y Bolivia, o bien el norte de Chile. Desde el punto de vista cultural histórico se tiende a identificar con ello a la cultura incaica, la que asimiló numerosas culturas locales y que, sin duda, alcanzó, en la época de su mayor expansión, en el norte posiblemente hasta el sur de Colombia y en el sur hasta el noroeste de Argentina. Las zonas restantes de los Andes del norte y del sur están unidas, en lo escencial, con el complejo chibcha en el norte y con el complejo araucano en el sur, donde también encontramos las culturas Atacam y Diaguita.

Para encontrar una definición arqueológica satisfactoria se debería retroceder bastante, hasta tiempos preincaicos. Para una definición lingüística, de las lenguas habladas hoy en día, hay que partir de criterios geográficos.

Las dos lenguas más extendidas en esta área son el quechua y el aymara, y al lado de ellas hay diferentes enclaves lingüísticos diminutos, como el haqearu, el callahuaa y el chipaya..

Quechua

Este idioma siguió dos olas de expansión, la primera en el transcurso de la expansión del Imperio Inca, la segunda por medio de los conquistadores, que se sirvieron del quechua como lengua de comunicación. En comparación del aymara, la expansión del quechua es relativamente grande. El área del quechua se extiende sobre cinco países, desde Colombia por Ecuador, Perú, Bolivia, hasta Argentina. Así el área central y el país con el mayor número de hablantes es Perú.

Características del quechua

  • El quechua es una lengua aglutinante. Es decir, que en la mayoría de los casos una palabra está constituida por una raíz más varios sufijos.
  • El acento en la gran mayoría, cae en la penúltima sílaba. Cuando hay excepciones a esta regla, el acento cumple papel de rasgo distintivo. Sólo en este caso debe ser marcado con una tilde.
  • El quechua no tiene artículos, conjunciones, preposiciones, como son concebidos en el español.
  • El quechua no tiene morfemas de género. O sea las palabras no tiene terminaciones diferentes para el masculino y el femenino como el español. El sexo de los seres se distingue con modificadores.

 

Bibliografía:

THOMAS TH. BÜTTNER 1983. Las lenguas de los Andes Centrales.Ediciones cultura hispánica del instituto de cooperación iberoamenricana. Madrid